Breve historia

En julio de 1991 se realizaba en Caracas, Venezuela, la IV Conferencia Interamericana de Educación en la Física. En ella, se encontraba el Dr. Rafael Ferreyra, funcionario de UNESCO en París, quien venía de concurrir a la Olimpíada Internacional de Física que ese año se había realizado en La Habana, Cuba. Además, Ferreyra participaba en la organización de la Primera Olimpíada Iberoamericana de Física, que se estaba preparando para noviembre de 1991 en Bogotá, Colombia.

Ferreyra, en conversación con el Dr. Alberto P. Maiztegui (participante de la Conferencia), expresó su opinión sobre la conveniencia de que Argentina participara en la Olimpíada de Bogotá, y se preparara para participar, en un futuro no muy lejano, en la Olimpíada Internacional. El primer paso debería ser una inmediata Olimpíada de Física en la Argentina.

Ya en Córdoba, el Dr. Maiztegui propuso a la Facultad de Matemática, Astronomía, Física y Computación (FaMAF), de la Universidad Nacional de Córdoba, que asumiera el reto de organizar la Olimpíada Argentina de Física.

El Consejo Directivo de la FaMAF, aprobó la propuesta del Dr. Maiztegui que incluía la designación de un Comité Organizador Ejecutivo (COE) integrado por los profesores de la Facultad: Dr. Alberto Maiztegui, Dr. Víctor Hamity y Dr. Reinaldo Gleiser. En esos tiempos, sólo se contaba con la ayuda de la FaMAF, tanto económica, como académica y administrativamente.

En octubre de 1991, se realizó la 1ra. Olimpíada Argentina de Física, con la participación de 63 estudiantes de 12 provincias, de los cuales se seleccionaron cuatro para participar en la Olimpíada Iberoamericana de Bogotá (donde se obtuvieron una Medalla de Oro, una de Bronce y dos Menciones de Honor).

Desde ese año, el COE (cuya conformación ha ido cambiando con el tiempo) organiza ininterrumpidamente la Olimpíada Argentina de Física, con la colaboración de colegios y docentes de Enseñanza Media de todo el país.

A partir de 1994, se cuenta con el auspicio y financiamiento del Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la Nación, cuyo aporte económico posibilita la participación en los eventos internacionales y la continuidad del trabajo durante todo el año.